Description only available in Spanish
¿Se puede dar clase en medio del bosque? En plena sierra de Guadarrama, el colegio Bosquescuela impulsa, desde el año 2015, un modelo de Educación Infantil al aire libre “asentado en la experiencia de escuelas infantiles implantadas con éxito en el centro y norte de Europa, Estados Unidos y Asia”. El centro es el primero con estas características homologado en España.


Dentro de este modelo, el currículum se desarrolla en el bosque, campo o playa, con la naturaleza como aula. “Los niños y niñas respiran aire fresco, corren, trepan e inventan juegos, aprenden, se relacionan y crecen al aire libre”, en el caso de Bosquescuela en los alrededores de Cerceda, Madrid, y con una cabaña bioclimática de madera como punto de reunión y recogida de los niños. Estas instalaciones se utilizan también en los casos de mucho calor o frío.


El centro, que ha recibido financiación de Triodos Bank, también organiza campamentos de verano.
La educación infantil al aire libre se ha extendido por los beneficios que el contacto con la naturaleza tienen para la salud y el adecuado desarrollo físico, cognitivo, social, afectivo y emotivo de los niños y niñas.
Philip Bruchner, director del colegio Bosquescuela